Trabajando con churritos de barro



Se puede hacer una pieza con churros de arcilla.

Lo primero es hacer una base para la pieza, que ponemos en el torno y cortamos lo que sobra con una herramienta punzante, preferiblemente de madera, porque el metal estropea la cabeza del torno.

Luego, hay que amasar entre las manos un pedazo de barro, darle una forma alargada, y sobre una superficie lisa, acabar de alargar un churrito uniforme. Este churro lo ponemos pegándolo con barbotina (arcilla y agua hasta conseguir una mezcla pastosa), subiendo como en una escalera de caracol.



Así vamos haciendo más churros, y subiendo dandole la forma, hasta que la pieza está acabada.

Cuando seca un poco, la bruñimos (pulimos) con una herramienta lisa, para suavizar la
superficie exterior.

Cuando está bien seca, la cocemos a 980 ºC , durante 8 horas aproximadamente, y esperamos más de 12 horas hasta que se enfríe, para que al sacarla no se pueda romper por el choque térmico.

Luego aplicamos con paletina (pincel plano) óxido de hierro con fundente, sobre la superficie bruñida, para que entre en las incisiones, y después quitamos el óxido sobrante, con una esponja húmeda, para crear más contraste.

Luego la esmaltamos, vertiendo el esmalte por dentro y girándola e inclinandola, para que pase por toda la superficie hasta vaciarla. Luego limpiamos los bultos que hacen los chorros de esmalte de dentro con una herramienta cortante, y con una esponja húmeda, los restos de esmalte de fuera.

Acabamos algunas piezas con el borde pintado con óxido de hierro,


Cuando seca el esmalte, cocemos la pieza a 970º C aproximadamente.

Después le ponemos cera para protegerla de la suciedad.

Aquí se puede ver el proceso, paso a paso









1 comentario:

Hitóbito Studio dijo...

Un post muy chulo.

Sólo añadir que aún hay sitios en España donde se usa torno de mano (tuve la suerte de aprender a usarlo) y que este es mucho más parecido al japonés que al hindú. Mismas necesidades, mismas soluciones, supongo :)

Gracias por el post